Música, cerveza y Costa Brava:
algo más que un festival

Durante el mes de agosto, Cervezas Alhambra protagonizó una experiencia única donde la gastronomía, el Pop-Up market, el arte y la música se unieron para crear unas jornadas inolvidables. Ubicado en un entorno natural único y con actividades pensadas para toda la familia, White Summer es mucho más que un festival: es una celebración del talento local, de la magia, de los detalles y, por supuesto, del vivir sin prisa.

Convertir un lugar emblemático en un espacio mágico

Con este proyecto, nuestro objetivo siempre fue conseguir que la presencia de Cervezas Alhambra en el festival se tradujera en un entorno idílico, único e inolvidable. 

Diseñamos y fabricamos de cero las barras de todos los puntos de venta con el equipo Makers, el mobiliario y la decoración, además de crear un escenario muy especial para artistas emergentes… 

Todo con la identidad tan característica de Alhambra.

Hemos conseguido que se alineen los astros

El propósito de marca de Alhambra se veía totalmente reflejado en cada uno de los detalles del evento: la comodidad de los espacios, que invitaban a tomárselo con calma y cariño; el nivel de detalle de la decoración, remitiendo a la artesanía y a la tradición…



Un espacio con mucho efecto “wow”  que consiguió convertirse en un momento muy shareable, multiplicando así la presencia de la marca, poniendo en valor la felicidad absoluta de volver a disfrutar de la música, del arte y de Alhambra juntos.

Un escenario lleno de magia

La artesanía, la implicación y la creatividad son garantía de calidad. Algo que queda demostrado en los diferentes espacios que se activaron durante el evento. Entre ellos, este escenario, que ganó gran protagonismo gracias a su estética y a los artistas
que actuaron en él.

Una experiencia a la que dimos forma con nuestro equipo Makers

Todos los materiales y elementos que formaron parte de la experiencia, fueron fabricados con nuestro equipo de Makers. Algo que facilitó la logística, agilizó todos los procesos y cumplió los estándares previstos de calidad.

El premio más grande es ver a la gente disfrutando de lo que hacemos 



Cristina Ohlsson, Experiences Account Manager