Nunca dejes de moverte

Moverse supone un reto para las personas que sufren Distrofia Muscular de Cinturas.

Una enfermedad genética, neurodegenerativa y catalogada como “rara”.

Entramos en la vida de Laura, Gerard y Lucas para descubrir el reto que supone vivir con esta enfermedad, conocer su día día y su lucha.

Una pieza en la que ponemos en relieve la importancia de la investigación para mejorar su vida y recuperar la esperanza.

El movimiento está en todas partes

Para enfatizar el movimiento y darle un juego gráfico al logo del documental, trabajamos con el equipo creativo para dar vida a un diseño muy coherente con la causa. De aquí nació la idea de modificar y deformar los volúmenes de los cuerpos de la tipografía, que es algo que también pasa en los cuerpos de las personas que sufren Distrofia Muscular de Cinturas. Y para darle énfasis al movimiento, con el equipo de animación damos vida a las palabras y letras distorsionándolas y modificando sus formas.

Una banda sonora
con mucho movimiento

Nuestros tres protagonistas fueron los encargados de poner música a este movimiento.
Visitamos a tres deportistas profesionales, Lucas Vázquez, Patry Jordan y Aritz Aranburu, con un encargo muy concreto: grabar los sonidos del deporte con los que el productor Carlos Jean y el músico Óscar d’Aniello compondrían después una canción muy especial. La banda sonora de los que siguen luchando por no dejar de moverse.

Lo que no se comunica no existe. Con este documental queremos hacer mucho ruido para que farmacéuticas y laboratorios se muevan por esta enfermedad rara.


Luis Comajuan,
Executive Creative Director